Publicidad

5 cosas que siempre debes pagar en efectivo

Parece una tontería, pero muchas veces pagamos con tarjeta cuando en realidad no deberíamos. Es cierto que en muchos países, el uso de la tarjeta es habitual, incluso para comprar el pan, pero hay veces en los que pagar de forma “virtual” puede suponernos más problemas que ventajas.

La comodidad de ir con tarjeta, tanto de crédito como de débito es indiscutible, sobre todo por eso de no llevar monedas en los bolsillos y parecer una orquesta. Algunos expertos, recomiendan un uso más moderado de la tarjeta, ya que entre otras cosas puede fomentar las compras compulsivas, pero ese es otro tema.

Hay que tener en cuenta muchos más factores, como los gastos mínimos, la imposibilidad de pagar con tarjeta, o las comisiones. El pago en efectivo se está reduciendo poco a poco, pero sin duda es la forma más segura y fiable de pagar.

ahorro

1. Mercadillos o ferias

Todos los hemos visitado alguna vez, e incluso somos asiduos a ello. En estos lugares, es prácticamente imposible que te permitan pagar con tarjeta, ya que para los que no lo saben, a los comercios les cuesta que el cliente pague con tarjeta.

A menudo estos mercadillos se encuentran al aire libre y además de no haber energía eléctrica, no disponen de la financiación necesaria para poder permitir este pago. Importante no olvidar el efectivo cuando visitamos algún mercadillo, y por supuesto dejar la tarjeta en casa. 

2. Compras pequeñas

La compra de un café o una barra de pan, a no ser que sea estrictamente necesario, no es recomendable. Además de la más que probable posibilidad de no poder pagar una cantidad tan pequeña, los gastos en los que incurre el negocio al aceptar estos pagos no les compensa en absoluto.

3. Las devoluciones

Muchas veces, compramos varias tallas de una misma prenda, porque no tenemos tiempo de probarnos, o nos gusta más hacerlo en casa. En estas ocasiones es preferible pagar en efectivo, ya que a la hora de hacer la devolución, el dinero no llega automáticamente a nuestra cuenta, debemos esperar algunos días, y a veces hay algunos errores en estos casos.

También cuando hacemos un regalo, aunque este lleve incorporado el “ticket regalo” es preferible hacerlo en efectivo, ya que de no ser así, el titular de la tarjeta tendría que desplazarse para hacer cualquier cambio o devolución, y cuando se hace un regalo no queda del todo bien.  Pagar en efectivo es la mejor opción. 

4. Algunas compras online

En algunos casos, en los que el origen de una empresa online sea dudoso, será conveniente no utilizar la tarjeta de crédito habitual, y no estará de más tener otra para estas situaciones. Los fraudes por internet son cada vez más comunes, y ya que en esta ocasión no se nos permite pagar en efectivo, al menos que sea de forma segura.

También es conveniente utilizar los medios de pago ” seguros” por ejemplo, a través de la página de nuestro banco, o realizando una transferencia directa al vendedor. También por otros medios como paypal.

5. Restaurante y bares nuevos

Cada semana, vamos a nuevos restaurantes y bares y muchas veces permitimos al camarero llevarse nuestra tarjeta, perdiéndola de vista. Aunque el establecimiento sea de fiar, nunca hay que dar nuestra tarjeta, si es necesario deberemos desplazarnos con el camarero, o pedir un datáfono portátil (la mayoría ya lo son). Por supuesto, siempre hay que mirar la factura, pedir el recibo, y comprobar posteriormente si no se nos ha cobrado una cantidad diferente. 

6. Compras en otros países

Es importante saber, sobre todo si hay que hacer cambio de divisas, que las compras con tarjeta en otros países suelen llevar incorporadas tasas y suplementos, que encarecen nuestra compra, tanto por un mal cambio como por los costes de gestión. Cuando vamos a otro país, a no ser que sea estrictamente necesario, debemos llevar todo lo que se pueda pagado con anterioridad, y dinero en efectivo. 

Quizás te interesa:

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *