Publicidad

7 estrategias que tu broker nunca debería tomar

Tanto si tenemos broker como si lo hacemos mediante la plataforma online, y somos nosotros los que administramos nuestra cartera ,es importante seguir unas recomendaciones básicas, pues aunque parezca una operación fácil y sencilla, sin mucho riesgo, al fin y al cabo todas lo tienen, y en temas de ahorros y de inversión hay que ser precavidos.

Pixabay

Cada vez, es más habitual la inversión de los ahorros, pues es una forma cómoda y sencilla de rentabilizar ese dinero que tenemos en nuestras cuentas. Solo las personas más inteligentes, expertas o con dinero de sobra, son las que deben arriesgarse en demasía, pues o se dedican a ello y controlan muy bien el tema, pudiendo compensar con otras operaciones más complejas, o no tienen problema de perder una parte del dinero. Pero estemos en la situación que estemos, estas son las 7 operaciones que nuestro broker o nosotros mismos no debemos hacer, según Fortune.

1. No pierdas nunca tu dinero

Sabemos que hay operaciones más arriesgas que otras, y también productos financieros que nos garantizan la totalidad de nuestro dinero invertido, a pesar de ofrecernos una menor rentabilidad. Pero muchas veces, la mejor opción es no perder.

2. No invertir en “lo malo”

Hay muchas empresas, que a pesar de obtener buenos resultados en algunas ocasiones, llevan una gestión realmente mala, y no sacan el máximo a la empresa. A la larga, la inversión en ellas, puede suponer una catástrofe, pues aunque sean empresas reconocidas, pueden quebrar igual. Recordemos a Lehman Brothers…

3. No diversificar

La diversificación es una de las claves del éxito en la inversión. Esto nos permite repartir el riesgo que podamos tener, y si un mercado va mal, podremos compensarlo con otro que vaya mejor. Carteras creadas por asesores, son sin duda la mejor opción si no tenemos broker físico. Tienen diversificación, y una variedad en cuanto a productos y proporciona una estabilidad que no requiere de un constante mantenimiento. Por ejemplo de acciones de Estados Unidos, acciones de mercados emergentes de todo el mundo, bonos corporativos, bonos internacionales, etc.

4. Nunca creen que el mercado es racional

Debemos tener claro, que el mercado es muy volátil y muy influenciado por todo lo que pasa a nivel mundial. Los atentados de París, la subida de tipos en EEUU, la caída del precio del petróleo, nuevas políticas en algunos países, datos de empleo, paro, inflación, precios… en definitiva, todo.

5. Si quieres jugar, vete a Las Vegas

El dinero ahorrado no es para jugar. Si tu objetivo es jugar en bolsa o con productos financieros como si de un casino se tratase, lo mejor es que vayas a uno de ellos, y no lo hagas así, porque puedes salir muy mal parado.

6. Ten amor por tu dinero

¿Qué no arriesgarías a pesar de obtener una mayor rentabilidad? Pues lo mismo con el dinero. Debes ser precavido en la medida de lo posible y no arriesgar más de la cuenta. No dejes tus inversiones solas, y mantente al tanto, revisándolas según sea el tipo de producto.

Pixabay

¿Eres nuevo en el mundo de la inversión?

Aunque pueda parecer fácil a primera vista, el mundo de la inversión es muy complejo. No conocerlo bien puede llevar a situaciones de desequilibrio financiero. Una situación mucho más común de lo que pensamos. Por ese motivo, los inversores, sobre todo los que invierten por primera vez, deben tener en cuenta los siguientes estas tres cosas.

1. Información

El primer error es siempre la información. Cuando no nos informamos bien de un producto, podemos llevarnos una sorpresa. Mantenerlo durante más tiempo puede suponer un cambio de rentabilidad. Es decir, que no nos de la rentabilidad que esperábamos y sea menor. También puede  tener una fiscalidad que al terminar el año no compensa tanto. Para solucionar esta situación hay que consultar varias fuentes y realizar un informe sobre las claves de ese producto. De esta forma no habrá sorpresas.

2. Objetivo: dinero

El objetivo es conseguir más dinero, como no puede ser de otra manera. Pero no hay que obsesionarse. En bolsa y en inversión, el corto plazo puede no ser lo más rentable  y la bolsa da muchas vueltas.

3. Hay que pensar en los ‘ciclos’

Muchos olvidan que la bolsa está llena de ciclos. Con subidas y bajadas ,que hacen que la mayoría se desespe antes. Si una inversión ha salido mal, el inversor venderá o cancelará el producto para no perder más dinero. Sin embargo, no hay que olvidar que lo más probable es que pasados unos años los productos vuelvan al nivel deseado.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *