Publicidad

Acción sin voto

En general una acción otorga a quien la posee un derecho para emitir un voto en la Junta de Accionistas, en la cual además de tomar decisiones estratégicas, es la encargada de nombrar un administrador o un Consejo de Administración para la sociedad.

Esto quiere decir que cuantas más acciones se posea, más votos se pueden emitir, y mayor es el control de la sociedad, teniendo mayor capacidad de decisión dentro de la misma.

Pero existen acciones que no tienen derecho a voto, es decir, que las acciones sin voto ofrecen a su poseedor la garantía del pago de un dividendo mínimo, pero no otorga derecho a voto, aunque sí a los demás derechos de los poseedores de acciones ordinarias.

Las acciones sin voto se utilizan en numerosos países como instrumento financiero híbrido, con características de deuda y de capital. Cuando la pérdida del derecho de voto va acompañada de privilegios económicos, se tiende a considerar que la emisión de este tipo de acciones no representa una auténtica excepción al principio de la proporcionalidad.

Sin embargo, en algunos países es posible emitir acciones sin voto que no otorgan a sus titulares ventaja económica alguna.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *