Publicidad

Alan Greenspan y sus ideas de inversión

Alan Greenspan, es uno de los Presidentes Federales más populares de todos los tiempos, debido tanto a su conocimiento económico como a su astucia política. Ha ocupado este puesto durante dos décadas de la historia de Estados Unidos, Greenspan es el segundo presidente de la Reserva Federal con más años de antigüedad (1987-2006), sólo cuatro meses menos que el primer puesto.

A lo largo de su larga permanencia en el servicio público y de su carrera en consultoría económica, acumuló un conocimiento excelente de cómo funcionan los mercados.

invertir

1. Inversiones en el país de origen

Greenspan advierte a los inversores sobre su tendencia a invertir sus ahorros en su país de origen, a pesar de que esto podría significar dejar pasar más  oportunidades más rentables del extranjero. Esto limita las inversiones de la cartera a la zona geográfica, pudiendo tener un riesgo mayor.
La diversificación es clave para difundir y minimizar el riesgo de la inversión. No se deben limitar las inversiones sólo a la economía de Estados Unidos o a la de Europa. Al incluir la exposición a los mercados nacionales y extranjeros, se puede ser capaz de sobrellevar  golpes en las economías, como por ejemplo con los aumentos de precios en los mercados extranjeros, y viceversa.

2. Ser irracional ante la inversión

Todo inversor, debe dejar las emociones fuera de la inversión. Cuando uno no se puede apoyar en decisiones de inversión a través de números u otros análisis, creamos una nueva forma de inversión que no siempre es buena. El entusiasmo de los inversionistas no es sostenible, y a menudo se lleva a cabo durante los períodos de auge económico.

Por ejemplo, la revista Forbes ha llamado al 2015 la “edad de los unicornios” porque hay más de 80 nuevas empresas con mil millones dólares o con mayor valoración de mercado. La mejor forma de invertir es estudiar la historia de los mercados financieros y aprender de la experiencia de las generaciones pasadas.

3. Inversiones a largo plazo

La mejor inversión, es aquella que es para siempre. La razón principal es que varios estudios han señalado la rentabilidad histórica media del mercado en un 8,5%. Muchos inversores se pierden este retorno potencial porque venden sus productos en tiempos de recesión.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *