Publicidad

¿Cuándo es el momento de cambiar de banco?

La mayoría de nosotros somos reacios a cambiar de banco. Es algo normal, ya que hacerlo implica esfuerzo, tiempo o papeleos entre otras cosas. Pero hay ocasiones, en las que hacerlo ya no es que sea necesario, es obligatorio. Lo bueno de los bancos es, que no tenemos permanencia, por lo que si encontramos mejores condiciones, debemos cambiarnos. Sin dudarlo.

Y más aún, si se añaden otras situaciones como altos costes, mala gestión, o carencia de algunos servicios que creemos indispensables. Hace años, era necesario encontrar un banco cerca de casa, algo físico. Hoy en día, no se necesita ni una oficina. Y es precisamente, a través de la banca online, donde mejores ofertas se encuentran.

brokers

 

A continuación, te damos 5 señales que te deben animar a cambiar de banco.

1. Cuotas de mantenimiento

Algunos bancos cargan una cuota mensual o algún coste si no se hace un mínimo de gestiones, o si se hace algo más de lo habitual. Esta tasa podría ser solo de 10 euros mensuales, pero mes a mes todo suma. Si tu situación supone tener diferentes actividades dependiendo del mes, y tu banco no te ofrece una buena oferta en relación a esto, seguro que hay otro que si lo hace. Hay que buscar en cada uno, aquello que más nos va a beneficiar.

2. Tasas en cajeros

El uso de un cajero automático fuera de la red puede suponer un coste elevado. Unas tarifas que pueden llegar hasta los 4 euros. Si tu oficina no tiene cajeros disponibles, o en las zonas que frecuentas escasean, quizás te compense cambiarte a un banco que te permita sacar en cajeros de diferentes entidades .

3. Cobrar por el papel

La mayoría de los bancos ofrecen a sus clientes la posibilidad de consultar sus movimientos online, además de hacer cualquier tipo de operación. Pero, como es lógico, hay muchos que prefieren que cada mes, les lleguen estos movimientos impresos, es decir en papel. La mayoría de los bancos cobran este servicios, y es posible que otro banco que no lo haga, te ofrezca los mismos servicios.

4. Inconvenientes

Tal vez tu banco, acaba de ser adquirido por otra institución financiera. Eso es por lo general para bien, a menos que los nuevos dueños hagan cambios que hagan el banco menos conveniente para su objetivo. Puede estar reconfigurado cajeros, eliminar operaciones bancarias en línea, o incluso limitar la retirada en cajeros. Un banco no debe ser una molestia para el cliente.

 

5. Mal servicio al cliente

¿Qué pasa si tienes preguntas acerca de tu préstamo hipotecario, pero los expertos del préstamo hipotecario de tu banco nunca están disponibles? Este es un claro ejemplo de una mala atención al cliente. Si no estás satisfecho con el servicio de tu banco , es el momento de cambiar.

Quizás te interesa:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *