Publicidad

¿ Cuánto influyen los atentados en las economías del mundo?

No hace falta recordar cuál es el tema que abre todos los informativos desde el pasado viernes. Para muchos, estos acontecimientos, suponen un impacto muy importante, y precisamente uno de los objetivos de los terroristas en causar daño económico y financiero, de ahí los ataques a Wall Street en 11-s, o contra los turistas de Túnez a principios de años. Un tema que sin duda vale la pena considerar, como hacen desde The Economist.

A pesar de las predicciones que pudo haber el fin de semana, sobre la evolución de los mercados, en general estos han sido optimistas. Tanto en Londres como en Frankfurt. Los inversores pueden estar aprendiendo de la experiencia que vivieron en 11-S, un atentado mucho mayor, que puedo hacer reducido el crecimiento del PIB de EEUU medio punto porcentual. El mercado de valores, que cerró por unos días, recuperó sus pérdidas en un mes. En julio de 2005, con el ataque en la red de transporte de Londres, su mercado se recuperó también, subiendo el PIB británico un 0,8% ese trimestre.

brokers

Estos acontecimientos, suponen una interrupción a corto plazo de la vida económica, durante los cuales la gente no visita los centros de las ciudades por unos días. Pero esto no significa una reducción del consumo, sino posponer el consumo. La actividad económica se traslada de un período a otro. Según Citigroup:

Se espera que Francia tenga un crecimiento del 1,4% del PIB real, y que por otro lado la confianza de los hogares se vea afectada temporalmente, perdiendo algunos días de compras. Por otro lado, se da un gasto extra en vigilancia, seguridad privada, intervención militar, etc. Conclusión: los efectos serán modestos.

Es evidente que  puede haber ocasiones en las que el terrorismo tenga un impacto mucho más grande. Si una economía depende sobre todo del turismo extranjero (como Túnez o Egipto), el riesgo es que los turistas van a cambiar a otros, más seguros. Los europeos todavía acuden a los EE.UU. Para las vacaciones, a pesar de que las armas estadounidenses matan a muchas más personas que el terrorismo, ya que están familiarizados con el país y no se sienten en peligro.

El segundo impacto económico potencial se derivan de las contramedidas que se adopten. Todos estamos familiarizados con las medidas de seguridad en los aeropuertos (el coste económico, en términos de pérdida de tiempo en las colas, es difícil de calcular). Con la abolición momentánea del espacio Schengen, el resultado serán largas filas de vehículos en la frontera francesa / belga u holandesa/ alemana. Con el tiempo, el dinero desviado a actividades como la vigilancia adicional, la vigilancia y los controles de seguridad puede ser un lastre para el crecimiento.

La tercera forma en la que el terrorismo puede afectar el crecimiento es si la campaña se hace endémica, más que esporádica. Por ejemplo los problemas de Irlanda del Norte que se prolongaron durante 30 años. El resultado fue una caída del empleo del sector privado y una fuerte caída en el turismo. Si Isis hace honor a sus amenazas de ataques repetidos, supondría desalentar la inversión extranjera y el turismo.

La modesta reacción de los mercados sugiere que los inversores están seguros de que no se producirán estos efectos negativos – que París será sólo otro en una lista de tragedias brutales, como Madrid o Londres.

Quizás te interesa:

Publicidad