Publicidad

¿Dificultad a la hora de llevar tus cuentas?

Cuando nos hacemos mayores, uno de los retos que nos encontramos es la organización y equilibrio de nuestras finanzas personales. A priori, parece algo sencillo, controlamos lo que nos gastamos en función de los ingresos , y ya está. Pero a lo largo de los meses surgen imprevistos a los que hay que hacer frente, y suelen ser los causantes del desajuste financiero.

Desde hace años, los bancos y las nuevas tecnologías nos han facilitado enormemente la organización de nuestro día a día en temas de dinero, pero aún así, hay veces que algo se nos escapa. A continuación te damos algunos trucos para mantener la día tus finanzas, y sobre todo para no tener sustos.

finanzas

Excel, nuestro gran amigo

Lo primero que hay que hacer, es elaborar un excel, con todos los ingresos mensuales, y los gastos fijos. A partir de aquí tendremos lo que podemos ahorrar cada mes. Si tienes algún gasto trimestral, también debes incluirlo, lo mismo que ocurre con los anuales, como por ejemplo, el seguro del coche (aunque hoy en día casi todo se puede poner a plazos).

Debemos además, elaborar una lista sobre los posibles gastos de cada mes. Por ejemplo Navidad, el cumpleaños de algún familiar que nos suponga un desembolso , una boda próxima, la vuelta al cole o las vacaciones. Esto nos permitirá tener una visión más a largo plazo, y modificar nuestro ahorro mensual en función de esto.

Aplicaciones en móviles y tabletas

La mayoría de las personas entre 15 y 40 años, tienen un smartphone entre sus manos. Esta herramienta nos permite seguir en todo momento muchos aspectos de nuestra vida y del exterior. Las aplicaciones de bancos, nos ofrecen de una forma clara, los gastos que hemos tenido con nuestras tarjetas, así como intereses por algún préstamo, o la buena evolución de nuestra cartera.

Además de las aplicaciones de bancos, existen otras que nos dirán qué porcentaje gastado llevamos al mes, en relación a nuestro salario, y si hemos gastado más o menos que en otros meses.

Varias cuentas

Otra de los trucos que podemos tener, para poner en orden nuestras finanzas, es dividir nuestras cuentas. Aunque pueda parecer algo lioso, si dividimos nuestras cuentas por ejemplo en gastos del hogar (que suele ser compartida), gastos en ocio (asociado a una de débito en la que debemos ingresar cada mes una cantidad) y otra por ejemplo en la que tengamos nuestro salario y otros gastos.

Esto nos permitirá destinar una cantidad concreta a cada cuenta, y no más de lo que debemos. Por ejemplo, una cuenta para que los gastos de la casa sean divididos, en la que cada integrante meta el mismo dinero cada mes. Además de mantener el gasto nos evitará problemas sobre quien paga más o menos.

Fotografía: shutterstock

Quizás te interesa:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *