Publicidad

¿Eres nuevo inversor? Estos son los errores que no debes cometer

A pesar de la prudencia con la que muchos entran al mundo de la bolsa y de la inversión, siempre los hay que no siguen las reglas básicas. Casi en todos los aspectos de la vida es habitual encontrarse a aquellas personas que no hacen caso de la experiencia de otros y que prefieren ir por libre. Algo que seguro no les saldrá bien. Además en el mundo de la inversión podemos perder mucho dinero, o no rentabilizarlo lo suficiente.

Por eso si eres inversor primerizo, o por el contrario a pesar de no serlo, tienes alguno de los siguientes errores debes cambiarlo cuanto antes. A primera vista el la bolsa o la inversión puede parecer un juego, algo así como apostar a los partidos de fútbol o a las carreras de galgo. Sí y no. A menudo este tipo de apuestas deportivas hacen perder mucho más dinero, ya que el azar juega malas pasadas. En el mundo de la bolsa hay apuestas seguras, apuestas arriesgadas y muchos muchos estudios que realizan empresas y brokers de prestigio, que nos ayudarán a conseguir nuestro objetivo.

inversión

Muchos pensarán que no es tan bonito como se pinta, por supuesto que no, pero con los instrumentos adecuados y manteniendo la cabeza fría se puede llegar muy lejos.

1. Información. El primer error es siempre la información. Cuando no nos informamos bien de un producto, podemos llevarnos una sorpresa. Podemos perder mucho dinero, si lo mantenemos más tiempo, no nos da la rentabilidad que esperábamos o tiene una fiscalidad que al terminar el año no compensa tanto. Para esto consultar varias fuentes y realizar un informe sobre las claves de ese producto, para no tener sorpresas.

2. Objetivo: dinero. Este punto es igual que en las apuestas del día a día. Lógicamente el objetivo es conseguir más dinero que el que tenemos, aunque lo queramos negar. Pero no hay que obsesionarse. En bolsa y en inversión, el corto plazo no es lo más rentable, al menos actualmente, y la bolsa puede dar muchas vueltas. No hay más que ver el precio del petróleo o las divisas con el rublo ruso.

3. Hay que pensar en los “ciclos”. Muchos olvidan que la bolsa a menudo está llena de ciclos, con subidas y bajadas , pero la mayoría se desesperan antes. Si una inversión ha salido mal, la mayoría venderá o cancelará el producto para no perder más dinero, pero no hay que olvidar que, por ejemplo, con las acciones, suben y bajan cada día, y lo más probable es que pasados unos años vuelvan a ese nivel al que llegaron un día, o incluso los dividendos anuales y al rentabilidad de varios años, lleguen a cubrir nuestra inversión inicial.

Quizás te interesa:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *