Publicidad

Invertir en el MAB

El mercado alternativo bursátil, más conocido como mercado MAB, está dedicado a empresas de baja capitalización, es decir pequeñas empresas y pymes, que quieren obtener financiación y salir a bolsa, pero no que no pueden hacerlo en el mercado continuo por el alto volumen que esto supone. Una salida a bolsa en el MAB,supone prácticamente lo mismo en cuanto a los beneficios de la empresa.En el MAB hay un total de 23 pequeñas empresas, startups y compañías que intentan crecer y poder desarrollar su negocio.

Por ejemplo, una salida a bolsa, da una imagen de estabilidad, de transparencia y sobre todo de los buenos resultados que ha tenido la empresa, y que previsiblemente seguirá teniendo.  Es como si dijésemos un mercado en pequeñito, un mercado a medida para empresas de volumen reducido.  Por supuesto todo el mercado está adaptado, también los costes que hay que pagar o los procedimientos. Además se ofrece a las empresas un asesor para ayudarles en los trámites.

MAB

En el mercado MAB, hay dos tipos de cotizaciones. Por un lado el mercado contínuo que se caracteriza por ser igual que el mercado habitual. Y por otro el modo de fixing.  Fixing consiste en la fijación de precios, es decir la compra de valores a un precio concreto. Las Sicav se incluyen dentro de este apartado, si quieres saber más sobre ellas puedes hacerlo aquí. Este sistema se basa en subastas, con un momento concreto donde se realizan órdenes, pero que no se ejecutarán hasta el final. Habrá dos subastas, la de apertura y la de cierre.

Un dato importante sobre el funcionamiento del MAB, es que la liquidez es muy baja. Hay algunos días que se pueden negociar entre 1.000 y 2.000 euros, y si algún invasor quiere hacerlo con 10.000 tendrá que hacerlo en varias compras. Estas cantidades son así, porque al ser tan bajas, las comisiones son menores. Otra de las características de este mercado es que las empresas no ofrecen tanta información como lo harían en el mercado continuo. En este caso lo harían cada 6 meses, por supuesto un mayor riesgo para el inverosor. 

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *