Publicidad

La Rupia en 2012 la Rupia en 2013

La Rupia en 2012 la Rupia en 2013

Cuando de manera cotidiana bien simplemente a través de la información que podemos obtener de nuestro broker, o incluso porque no de los medios especializados, nos acercamos al mercado de divisas obviamente de manera prácticamente inmediata acudiremos a los indicadores comparativos de monedas como el euro y el dólar, algo lógico en principio pero que, no debe ocultar el hecho de que existen otras divisas, a veces olvidadas en cierta medida y que desde luego juegan su papel relevante.

Debemos tener en cuenta un lugar que el mercado de divisas, como unidad, resulta ser mercado con mayor volumen de activos negociados al día, y a la vez un mercado que simplifica mucho en comparación a otras posibilidades el acceso a los inversores en operaciones de costes razonablemente bajos, a velocidades importantes; agilidad y buenos precios en las transacciones sin duda tiene mucho que ver en las preferencias de los inversores al acercarse a este mercado.

Una de esas divisas a veces un tanto injustamente relegadas al menos desde el punto de vista de la comunicación es la Rupia India, una moneda que el pasado año 2012 no vivió precisamente su mejor año.

Precisamente en este año citado de 2012 se rompieron varias veces los techos históricos en el cambio Rupia/Dolar superando la barrera de los 55 rupias por dólar.

Es cierto que todos los movimientos surgidos alrededor de la economía europea el pasado año parecieron esconder un tanto lo que sin duda se podría haber calificado de colapso de la moneda india, que fue acumulando posiciones negativas a lo largo de todo el año, sin embargo debido al papel del propio país como uno de los de mayor potencial en crecimiento de Asia la preocupación ha ido aumentando.

A pesar de que las previsiones para 2013 a priori no resultan tan negativas es cierto que la ralentización económica de India unido a cuestiones estratégicas internas del país está influyendo en la retirada de atractivo para los inversores sobre el déficit comercial del país que por tanto lógicamente afectan a su moneda.

Imagen Juan Carlos Arniz Sanz, El Tuerto flickr creative commons

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *