Publicidad

Nunca aceptes consejos sobre tus finanzas de…

A la hora de tomar decisiones son muchos los que aceptan consejos de otros por su buenos beneficios, por lo bien que les ha ido, o por las buenas condiciones que dan en su banco. Pero a la hora de la verdad, cada uno tiene que manejar sus finanzas a su gusto, ya que solo el mismo sabe lo que necesita y lo que debe hacer.

Los inversiones nunca son las mismas y es posible que cambien radicalmente en unos días, o que durante un año no den tantos beneficios como pensábamos. En estos casos salen las «culpas» a otros y a nosotros mismos por habernos fiados.

Por ese motivo hay que hacer lo que realmente pensemos que es bueno para nosotros, y aunque nos puedan dar algún consejo, siempre tener la última palabra, realizar un estudio y elegir según nos convenga. A continuación vamos a nombrar algunas de las personas a las que no se debe hacer caso en cuanto a finanzas según wisebread:

finanzas

Familia

Los miembros de la familias siempre estarán ahí, y su objetivo es ayudarnos, pero en cosas de asesoramiento financiero no son la mejor opción. Aunque pueden ser muy convincentes y confiamos en ellos, todos quieren que tengamos cuanto más mejor, por eso pueden hacernos tomar decisiones bastante serias. Por ejemplo comprar una casa (ella no sabe que tienes deudas con el banco), o hacer un viaje cuando tienen que pagar un plazo del coche el mes que viene.

Televisión

Los medios de comunicación están lleno de expertos que escriben columnas de inversión, o boletines de suscripción para los inversores. Muchos de estos analistas son famosos porque han tenido grandes historias alguna vez. En otras palabras, la mayoría de estos chicos saben lo que hacen, y sus opiniones son una gran manera de aprender más sobre el mercado, qué tipo de factores que afectan a las acciones individuales, y qué pistas hay que buscar cuando se trata de la compra-venta de cualquier activo.

Sin embargo, solo nosotros conocemos el momento idóneo para realizar una gran compra o una fuerte inversión. Aunque tengamos en cuenta sus consejos, no debemos precipitarnos y siempre adaptar sus comentarios a nuestra situación.

El que trabaja en el banco

Esto a veces es difícil de entender, pero tenemos que pensar que al fin y al cabo, por mucho que sean nuestros asesores de toda la vida, tenemos que estar de acuerdo con esa inversión, y si nos parece arriesgada o no lo vemos claro, no se debe hacer. Debemos hacer una investigación previa, y así poder decidir si realmente es una buena opción o no. Para poder hacer esto, suele ayudar ponerse en la peor situación posible, y así sopesar cuánto podemos llegar a perder.

Uno mismo

A la hora de decidir sobre nuestras finanzas, tenemos varias ideas en la cabeza y no sabemos bien cual elegir. Dependiendo de los factores que consideremos más importantes, unas tendrán más peso que otras. Prácticamente nadie sabe tanto de su situación financiera como uno mismo. Esto significa que muy pocas personas están calificados para dar consejos en este tema. La clave es evaluarlo, compararlo con la situación financiera de cada uno, y determinar si en realidad es una buena opción. En la mayoría de los casos no lo es.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *