Publicidad

Oferta Pública de Adquisición (OPA)

En esta oportunidad vamos a explicar de qué se trata un Oferta Publica de Adquisición (OPA), un término muy utilizado en la actualidad por las numerosas noticias que hablan de las OPAs entre empresas.

La OPA tiene lugar cuando una persona llamada oferente, pretende adquirir acciones de una sociedad, conocida como sociedad afectada, cuyo capital esté en todo o en parte admitido a negociación en bolsa de valores.

Concretamente, se trata de una operación bursátil realizada entre empresas que cotizan en Bolsa, mediante la cual una persona física o jurídica anuncia públicamente a los accionistas de una sociedad cotizada en bolsa su intención de adquirir un número de títulos de la misma a un precio determinado.

De esta forma, el objetivo de la OPA es la toma de control de la sociedad objeto de la oferta, pudiendo ser amistosa u hostil. Se considera una OPA amistosa aquella que está aprobada por la cúpula directiva de la sociedad afectada, mientras que una OPA hostil es, por el contrario, aquella que no goza de dicha aprobación.

Uno de los factores más importante es el precio que se ofrece por la empresa que se desea adquirir. Para esto hay que tener en cuenta varios factores económicos, siendo muy importante realizar un profundo análisis de la situación económica de la empresa en cuestión para determinar cuánto se puede y se debe pagar por ella, para que esa cantidad sea un precio justo.

En este sentido, es necesario hacer un análisis fundamental de la compañía, valorando su cuenta de resultados, sus balances y, en particular, aspectos como su endeudamiento, sus flujos de caja, reservas.

En general, la OPA suele ofrecer un precio superior al del mercado, es decir al que cotiza la acción en el momento de realizar la oferta, pero no es imprescindible. Aunque la oferta sea poco atractiva, suele ser conveniente que los pequeños accionistas acudan a ella porque, una vez cerrada la OPA, la alternativa es mantener unos títulos con poca liquidez y mínimos cambios en la cotización. Otra posibilidad es que la OPA fracase por falta de atractivo.

Para el accionista, lo más interesante es recibir el 100% en efectivo, aunque la empresa que lanza la OPA puede decidir ofrecer parte en efectivo y parte en acciones.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *