Publicidad

Perdidas en Bolsa

En un contexto como el actual suelen ser varias las dudas que surgen entre los inversores respecto de saber que hacer con sus inversiones en bolsa.

La decisión de vender o mantener sus posiciones compradoras hasta que mejore la situación bursátil, dependerá de cada perfil inversor, así como del plazo de permanencia de su inversión y del grado de liquidez que necesite tener en los próximos tiempos.

Existen varias alternativas que se podrían aplicar cuando la cartera de valores se encuentra en situación de minusvalías, siendo una de las mas conservadoras vender todas sus acciones y situarse en posición de liquidez para olvidarse durante un tiempo de la inversión en bolsa y centrarse en otras opciones de ahorro, como podrían ser un fondo de inversión conservador o un deposito a largo plazo, entre otras. Esta es una opción que evita pérdidas mayores.

Otra alternativa para los pequeños inversores es resistir hasta que la Bolsa gire y puedan contrarrestar sus pérdidas, en un plazo de tiempo razonable. Eso si, esto será posible siempre que se dirija al medio o largo plazo, ya que generalmente en unos años el valor cotiza como mínimo al precio de compra.

Asimismo, existe la posibilidad de comprar valores que retribuyen a sus accionistas mediante dividendos, de manera de asegurarnos una rentabilidad media anual de entre un 3% y un 8%. De esta manera si un inversionista pierde un 10%, sólo a través de este pago puede recuperar sus pérdidas en unos años. Además, de esta manera podrá disponer de liquidez de forma regular, ya que los dividendos se pagan con periodicidad trimestral, semestral o anual.

Por otro lado, también podemos encontrarnos con situaciones en las que la Bolsa experimenta un brusco cambio de tendencia y el precio de las acciones tiende a buscar sus mínimos en la cotización. En este caso, su inversión puede perder el 50% de su capital o más, y lo más prudente es vender lo antes posible las acciones compradas y esperar al mercado desde una situación de liquidez, ya que es preferible perder unos cuantos euros, antes que quedarse sólo con la mitad de lo invertido.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *