Publicidad

Qué se debe tener en cuenta en la elección de un broker online

Cuando queremos acercarnos al mercado de valores a través de las propuestas de los brokers online, sin duda surgen un buen número de cuestiones sobre las que nos interrogamos, y sobre las que por supuesto buscamos información, sin embargo, a veces realmente, en esta búsqueda de un broker a través de Internet, empleamos demasiado tiempo en cuestiones laterales que al final no van a ser las que marquen el camino en el que nos vamos a desenvolver, y nos olvidamos precisamente de aquellas cuestiones fundamentales que son las que debieran inclinar la balanza ante una decisión u otra.

Obviamente los gastos y el precio es una de estas cuestiones capitales. Partimos de la base de que hoy en día la inmensa mayoría de la oferta de brokers en la red, se nutren de una oferta de servicios y herramientas similares, entre las que aun habiendo diferencias, las que existen no son tan grandes, tal vez aquí debiéramos hacer una distinción entre los servicios de broker online de las entidades financieras, como extensiones de sus plataformas en Internet, y las empresas exclusivamente dedicadas a este servicio, sin embargo como eso va para otro artículo lo dejaremos reposar.
Qué se debe tener en cuenta en la elección de un broker online
Una vez encontrada la oferta o las ofertas que mejor entendemos se acomodan a nuestro interés de gastos, realmente la decisión tiene que tener en cuenta de manera total la operativa que vamos a seguir, y por tanto la que más nos interesa, en este sentido sí que vamos a encontrar diferencias entre propuestas.

Cuestiones como si queremos mantener operativas sólo en el entorno nacional, o si queremos abrirlas internacionalmente, y en este caso si esta apertura es global o sólo hacia determinados entornos geográficos, serían unas de las primeras variables a tener en cuenta.

La temporalidad de la operativa también es relevante, dependiendo de las propuestas encontraremos mejores entornos para la operativa a corto plazo o para la operativa a medio y largo plazo. Por supuesto el modelo de inversión también resulta fundamental, no  será lo mismo si vamos a trabajar exclusivamente con acciones, como si queremos entrar en otros modelos de producto como por ejemplo CFD.

Realmente sería a partir de la combinación de estas cuestiones, en su cruce con los gastos y precios, de donde probablemente obtengamos las mejores respuestas antes de tomar una decisión.

Publicidad