Publicidad

¿Sabes negociar en el trabajo?

A pesar de lo que piense la mayoría, todos tenemos un broker en nuestro interior. La palabra broker se asocia a la bolsa, a comprar y vender acciones, y a trabajar con instrumentos financieros. Pero las cualidades que tiene un bróker, son astucia, visión de futuro, negociación, y conseguir el máximo beneficio. Pues estas cualidades también se pueden aplicar en el trabajo.

Es importante, dependiendo de cada empresa, conseguir progresivamente, avances en nuestra situación. Es decir, ascensos, salarios y cambios en general. La negociación es fundamental para conseguir estas cosas. A continuación, vamos a nombrar algunas de las cosas que sí se pueden y deben negociar en los trabajos.

economistas

La mayoría de nosotros pasamos más tiempo en el trabajo que en nuestra casa a lo largo del día, por eso hay que pedir lo que cada uno merece. Un poder de negociación e ingenio puede suponerle muchos beneficios.

1.  Temporada sabática

Supone una liberación de las tareas diarias y un tiempo de renovación personal. Muchas veces, si nos tomamos un timepo sabático nos hace darnos cuenta de muchas cosas, incluso es posible que nos planteemos el trabajo. Es un beneficio salir de la rutina y de cargar pilas. Las vacaciones al fin y al cabo duran unas semanas.

Hay que crear un plan específico para lo que se va a hacer durante un año sabático, como voluntariado, escribir un libro o concinar. Esto le beneficiará en su organización futura y será mucho más productivo que antes.

2. Oportunidades de estudio

Un máster, o algunos cursos de formación son imprescindibles para mejorar en el trabajo y poder superarse. Las propias empresas deben verlo como una inversión, y un futuro beneficio de la empresa. Es posible que con los mecanismos adecuados, podamos conseguir las tardes libres para asistir a algún curso e incluso la financiación parcial o total de los mismos. Para poder conseguir esto, podemos ofrecer nuestro trabajo en la empresa durante 3 o 5 años más.

3. Teletrabajo

Todos tenemos responsabilidades fuera del trabajo, y por eso no está de más que de vez en cuando nos permitanmn realizar el trabajo desde nuestra casa. Además nos permitirá desconectar de la oficina e incluso ser más eficientes que en el trabajo.

Para negociar el calendario de trabajo a distancia  hay que apoyarse en la eficiencia de cada uno y en los logros conseguidos hasta el momento. Para poder conseguirlo hay que conocer la política de la empresa en cuanto a estos temas, y conocer si ha habido situaciones similares y si se ha llegado a un acuerdo.


4.  Coche o vestimenta

Para trabajar necesitamos ir en coche, y a veces llevar una ropa determinada. Por eso en muchas ocasiones no es difícil conseguir un coche de empresa o incluso un bono para la compra de ropa de trabajo. Esto es más común en las empresas que necesitan atraer clientes, y en los trabajadores que salen de la oficina para ello.

5. Cese en la empresa

Muchas veces, a la hora de empezar con un nuevo trabajo, o incluso cuando ya llevamos varios años, es posible obtener unas condiciones en caso de despido o la posibilidad de recolocación en otra empresa. Es un seguro de vida, y nos evitará el paro o las malas situaciones económicas.

Sobre todo si es un empleado potencial que añ que le ofrece un nuevo trabajo, empiece por este tema, y sugiera la posibilidad de un paquete de medidas de «despido».

6. Opciones sobre Acciones o plan de pensiones

Muchas empresas ofrecen la posibilidad de remunerar a sus empleados con acciones de la empresa, o con facilidades a la hora de empezar un plan de pensiones o de invertir en cualquier activo financiero. En función de su tipo de empresa puede solicitar unas cosas u otras, dependiendo de sus años de antiguedad o del trabajo realizado, como proyectos de éxito.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *