Publicidad

¿Se puede invertir en sellos?

La colección de sellos es uno de los hobbies más extendidos, sobre todo en algunas personas de edad avanzada , que han visto a lo largo de toda su vida, multitud de estas pequeñas estampas, que ahora están en desuso, gracias a las nuevas tecnologías y a la menos afluencia de cartas y de postales que se manda. Pero, ¿como combinar la inversión con un hobbie?

El sellos más antiguo del mundo, y sin duda la joya de la corona de los coleccionstas es el Penny Negro, un sello que el pasado mes de mayo cumplió 175 años. Estos sellos son muy cidiciados y se venden por miles de dólares en condiciones muy estrictas. Durante estos últimos años,ha habido un aumento de la demanda por parte de las clases medias en China y otras economías de mercado emergentes, de estos activos, los sellos. Actualmente hay más de 60 millones de coleccionistas por todo el mundo.

sellos

Los precios se han triplicado en los últimos 10 años, ha habido un aumento del 195% en los últimos 10 años,  una tasa de crecimiento anual compuesta del 11,6 %, de acuerdo con Stanley Gibbons GB250 inversión Index, que rastrea el desempeño de las 250 principales sellos británicos según su grado de inversión . El precio récord mundial para un sello en una subasta se rompió en junio del año pasado con la venta de la Guayana Británica de 1 centavo Negro en magenta por más de 9 millones de dólares.
Los precios están subiendo porque son cada vez más los coleccionistas que están persiguiendo los sellos más antiguos. También hay una creciente demanda en Hong Kong, siendo los chinos los coleccionistas interesados ​​en sellos de su país, algo que fue prohibido por el Presidente Mao.

¿Cómo saber si un sello es auténtico?

Para saber si un sello es verdaderamente una buena inversión, tenemos que fijarnos en lo que se esté dispuesto a pagar por ellos. La clave es invertir en sellos que tienen un buen número de coleccionistas persiguiéndolos, y se debe tener en cuenta lo raro que sea el sello. Como era de esperar, el más escaso es el que más vale la pena. Los sellos que vale la pena comprar son aquellos que no tienen un borde perforado, ya que las eerforaciones no aparecieron hasta 1854, antes los sellos eran cortados con tijeras.

Al igual que con todos los objetos de colección, la calidad y el estado lo es todo. Para comprobar el estado de un sello se debe mirar cómo ha ido cambiando el color, cómo están los bordes y el estado de la goma en la parte posterior del sello. También habrá que comprobar la autenticidad del sello. Es importante ser capaz de probar que el sello es auténtico, habrá que asegurarse de obtener un certificado de una organización o vendedor de confianza.

Fuente: financial times

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *