Publicidad

¿Cómo se invierte hoy en día?

Cada año, es habitual encontrar nuevas acciones en cuanto a la inversión, que se adaptan a los tiempos que corren. Los inversores se adaptan a la rentabilidad de los productos, a su evolución y a las previsiones teniendo en cuenta cómo van a variar los factores que las afectan. Como en todos los sectores de las economías, cada año hay tendencias diferentes y esto hace que las inversiones y las carteras de inversión también lo sean.

Así como cada etapa presenta unas condiciones diferentes, también lo son en cuanto a la generación. La generación actual, la que ha vivido durante el crecimiento de muchas economías, con la globalización, el desarrollo de las empresas y la era tecnológica, también se diferencia en sus inversiones. Y estas tendencias es lo que puede ayudar a fracasar o a ganar.

invertir

Ahora es habitual pensar en dólares, en la moneda fuerte, en la crisis, en las nuevas políticas, en la situación actual, ya que la crisis ha pasado. Los más mayores pensaban en la jubilación y en el ahorro, ahora se le da menos importancia. Hoy son más habituales los préstamos, las deudas, los créditos y el gasto y consumo.  La inversión ha estado sumida en malos resultados, en incertidumbre. Pero ahora hay que pensar y de hecho se piensa de una manera diferente. Estos son los recursos y características de los «inversores de la crisis»: 

  1. Mercado de la tecnología. Amplios recursos, foros en línea, calculadoras de ahorro, una generación que comenzó a explorar el mundo en línea en la escuela primaria. El inversor de hoy puede encontrar muchas de las explicaciones y conceptos que se necesitan para invertir a través de búsquedas y blogs.
  2. Asesoramiento. Cuando no podemos encontrar una respuesta en línea, se recurre a expertos para la orientación. Un aumento de los asesores en línea y otros recursos hace que este proceso sea más fácil que nunca.
  3. El uso de las nuevas herramientas. Dos de cada cinco inversionistas más jóvenes (25-49 años) tienen ETFs en sus carteras. No es de extrañar, ya que los ETF generalmente cuestan menos que otro tipo de inversión y es fácil invertir en otras categorías y en varios sectores.
  4. Invertir en una causa. Un reciente estudio de Nielsen encontró que la generación actual está dispuesta a pagar una prima por bienes y servicios que tienen un efecto social o ambiental positivo. Es lo que se conoce como inversión responsable o inversión de impacto, lo que nos permite invertir no sólo para el futuro, sino en el futuro.

Fuente: etftrends

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *