Publicidad

¿En qué consiste una OPV?

OPV, oferta pública de venta. Es una operación bursátil, en la que uno o varios accionistas de una empresa deciden vender todas o parte de las acciones que poseen. En la mayoría de los casos implica el registro de un folleto informativo en la CNMV.

Tipos de OPV

  • General: dirigida a todo el publico en general sin distinciones
  • Restringida: sólo para un grupo o sector específico. Por ejemplo, otros accionistas minoritarios.

sede cnmv

Motivos por los que puede producirse una OPV:

  • Que una sociedad quiera salir a cotizar en bolsa y necesite cumplir el requisito de tener al menos un 25% de las acciones repartidas entre el público.
  • El deseo de un accionista con un porcentaje importante de acciones de deshacerse de ellas.
  • La colocación entre el público de las acciones propias que la sociedad tiene en su poder.

Los activos financieros ofrecidos por las empresas no tienen porque ser acciones, también pueden ser obligaciones o pagarés. Eso sí, tienen que estar sujetos a cotización en un mercado.

Tipos de acciones

  • OPV de acciones no cotizadas, son empresas que no han cotizado anteriormente y quieren colocar por primera vez acciones de su empresa en bolsa. Es necesaria una solicitud de admisión a cotización.
  • OPV de acciones cotizadas, son empresas que ya cotizan y uno o más accionistas mayoritarios se quieren deshacer de ellas.

Folleto informativo, publicado y aprobado por la CNMV que contenga como mínimo la siguiente información

  • Información sobre los valores, su naturaleza y características, precio, rentabilidad esperada, etc
  • Detalles sobre el emisor de acciones como el domicilio social, fecha de constitución, órgano de administración y miembros…
  • Información referente a la actividad del emisor como patrimonio, situación actual, resultados, previsiones de futuro…
  • Descripción de todo el proceso de OPV: entidades colocadoras, plazos, sistema de adjudicación, a quién va dirigida etc.
  • Régimen fiscal que se aplique a los valores.

bolsa

Pasos de una OPV

  1. Se fija una valoración de la empresa que se convierte en un valor de salida por acción y un límite de acciones a asignar a cada inversor. Esto tiene que ser aceptado por el órgano regulador, en el caso de España la CNMV
  2. Los inversores interesados, lanzarán la orden de suscripción de la OPV a su agente de valores, o mediante su sucursal. Esto depende del tipo de inversor a quien esté dirigido.  El día que comience a cotizar dicha acción, se hará el pago y cambiará la titularidad de los activos correspondientes a nombre del nuevo propietario.
  3. Si por el contrario,  el mercado no recibe bien la compra de dichas acciones o activos, la empresa puede corregir la valoración de la acción (en caso de ser estos activos) o anular la OPV si ve que no se cubre el porcentaje mínimo de capital que se pretendía colocar en el mercado o no se cumple lo estipulado al inicio de la OPV.

Quizás te interesa:

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *