Publicidad

¿Puede influir la testosterona en las decisiones de los brokers?

A pesar de que muchos optamos por la utilización de brokers online, es decir esas plataformas que nos ofrecen nuestros bancos para manejar nuestras finanzas, hay otros que prefieren lo de «toda la vida» y eligen un broker de carne y hueso. Las decisiones de estos brokers, como es lógico, se basan en lo que ha estipulado el cliente, pero a veces es inevitable que la forma de ser de cada uno pueda influir.

Así lo afirma un estudio elaborado por unos investigadores de la Universidad de Alicante (UA), del Imperial College de Londres y de la Universidad de Cambridge, que ha sido publicado en la revista «Scientific Reports», según afirma Europa Press. Los brokers o corredores de bolsa, son no solo aquellos en los que depositamos nuestros ahorros y confianza, también son los que se encuentran al pie del cañón de los mercados, y que con sus decisiones influyen de forma decisiva.

inversión

En concreto se han realizado dos estudios, uno con cortisol y otro con testoterona. Lo primero que hay que señalar es la diferencia entre uno y otro. El cortisol sube con estrés físico o psicológico, ya que prepara el cuerpo para la huida, lo pone en alerta; por otro lado, la testosterona sube en situaciones competitivas.

En primer lugar, se realizó un estudio en 142 hombre y mujeres, a los que se le midieron sus niveles hormonales, y que posteriormente se integrarían en un mercado financiero, dentro de un laboratorio.

Aquellos con más niveles de cortisol, asumían mucho más riesgo en sus inversiones y decisiones que los que no, algo que provocaba una inestabilidad de precios.

Por otro lado, un segundo estudio en el que 75 hombres recibieron testosterona o cortisol, y que participaron en un simulador de bolsa. En ambas tomas, se produjo un aumento del riesgo es sus inversiones y decisiones en un corto plazo.

Este estudio, es una forma más de comprobar como la situación y factores externos influyen de manera decisiva en las decisiones de los brokers, por ejemplo con situaciones de inestabilidad, en la que tomas decisiones muchas veces demasiado arriesgadas. Recordemos que a menudo, los mercados se encuentran en situaciones inestables, con extremada volatilidad, aunque también podría influir la competitividad entre los propios agentes.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *