Publicidad

¿Que son los CFDs?

CFD son las siglas de Contrato por Diferencia, las cuales son las que permiten a los inversores participar en el movimiento de precios de los valores sin necesidad de tener en propiedad la acción subyacente. En pocas palabras, equivale a beneficiarse de la diferencia existente entre el precio de apertura de un activo y el precio de cierre.

Tengamos en cuenta que este desembolso podrá variar en el porcentaje de la inversión total, y se realiza en concepto de garantías. La mayor ventaja es que se puede beneficiar de las fluctuaciones en el precio del subyacente. Cuando el inversor desee cerrar su posición, obtendrá como beneficio o pérdida la diferencia entre el precio de compra y el de venta, del mismo modo que si hubiese adquirido las acciones en el mercado secundario y posteriormente las hubiese vendido o viceversa. De forma sencilla diremos que es comprar sin tener el dinero y vender sin tener los valores. Lo que se conoce como apalancamiento financiero.

indice

¿De dónde vienen?

Los Contratos por Diferencia son los mismos que fueron utilizados por primera vez a principios de la década de 1990 en Londres. No olvidemos que en un principio fueron utilizados por los hedge funds y traders institucionales para cubrir su exposición en el mercado de valores de Londres (London Stock Exchange) de una forma efectiva desde un punto de vista del coste.

A partir del año 2000, el comercio de CFDs comenzó a expandirse y comenzó la fase de mayor crecimiento del comercio con CFDs. Las compañías rápidamente comenzaron a ofrecer contratos por diferencia en otros productos, no sólo sobre valores cotizados en el London Stock Exchange, cómo índices, bonos, materias primas y divisas. Los CFDs sobre los principales índices se convirtieron rápidamente en los contratos por diferencia más populares. 

¿A quién se dirigen?

En España los CFDs no fueron comercializados hasta el año 2007. En este mismo año el Australian Securities Exchange introdujo por primera vez los CFDs como producto financiero estandarizado. Este tipo de instrumentos financieros es algo más complejo que los demás y está aconsejado para traders con experiencia o bajo el consejo de algún experto. Como sabemos el apalancamiento consiste en un capital inicial bajo, aunque este puede ser mucho mayor al final, tanto en beneficios como en pérdidas. 

Características principales

  • Poseen un alto grado de liquidez y transparencia.
  • No tienen vencimiento.
  • Permiten abrir posiciones cortas, y posibilita beneficiarse de las tendencias bajistas del mercado sin necesidad de tener los títulos en cartera y realizar operaciones de cobertura de otras posiciones.
  • Posibilidad de introducir diferentes tipo de órdenes condicionadas.
  • Liquidación diaria de pérdidas y ganancias.
  • Son productos financieros apalancados.
  • Los emisores exigen una garantía, que puede variar hasta alcanzar hasta el 75% del valor invertido.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *